> III.

III.

Par |2018-08-17T05:08:23+00:00 8 juin 2012|Catégories : Blog|

 

—Bitácora de vue­lo—
—no te hagás el espok
y cor­ré más rápi­do
que nos matan
esto mar­cia­no de la 19
y te van a rodar
las ore­jas
has­ta la zan­ja.
—La zan­ja. La recuer­do
toman­do sol
a orillas de la zan­ja
sus pelos con abro­jos
exci­ta­ban
a lo ven­de­dore
de sandía
y su risa
hela­ba el bar­rio
todos la veían
le creían san­ta
por el bar­ro seco
que fro­ta­ba en su pier­na
y apa­recía como
san­ta rita envuel­ta
en una nube
con su cara
color ace­ro y
—seguí cor­rien­do
que nos cagan a palo
—y te acordá del vie­jo
que creía ser san jorge
y yeva­ba al matun­go
a tomar agua
a la zan­ja
se sen­ta­ba siempre
sobre el caño ése
que esta­ba roto
y mira­ba a la gente
y veía dra­gone corría
a los pibes les quería
sacar lo dra­gone
de la cabe­za
te acordá
—sí, eran pio­jo
—no, loco
eran dra­gone en serio
—espok
no digá bolu­dece
y decile a tu piba
que compre faso y gaye­ti­ta.

X