> Poema para un perro

Poema para un perro

Par |2018-08-18T03:29:20+00:00 6 avril 2012|Catégories : Blog|

Hay en mí una lágri­ma, es por sus lágri­mas.
Hay en mí una espe­ran­za, fue su espe­ran­za.
que secues­tra­ron, que tor­tu­ra­ron, que mata­ron
que tira­ron al mar.
v que las olas tra­je­ron mori­bun­das pero vivas.
En mi sangre no hay des­cen­den­cia revo­lu­cio­na­ria
pero mi sangre rebal­sa de revo­lu­ción.
mi revo­lu­ción no quiere sangre, no tiene ene­mi­gos.
me hace feliz, me la rega­la­ron las olas.
Sabe ud. que nun­ca estu­vo tan cer­ca
de verle el ros­tro a la utopía.
Eso no me resi­gna, eso me hace más guer­re­ro.
Ni per­os ni por­qués, bus­car nue­vas armas
(pero que no las­ti­men)
Pueden haber tala­do el árbol
masa­crar sus ramas, tri­tu­rar sus tron­co
dejar ago­ni­zan­do sus hojas,
pue­den haber que­ma­do has­ta sus raíces,
pero todavía está la tier­ra
donde puede cre­cer nue­va­mente.
¿Sabe cuál es nues­tra mejor coin­ci­den­cia ?
Que nues­tras manos gatilla­ron armas
(Ud. por un sueño y yo por unas zapa­tillas)
Pero hoy escri­ben
El plo­mo se hizo tin­ta que siente, que sueña
Hay en mí una lágri­ma, es por sus lágri­mas
Hagamos del lamen­to nues­tra mejor obra de arte.

X